¡Por esta razón debes lavar tus sábanas cada semana!

Los quehaceres del hogar no son algo que nos entusiasme hacer, pero cambiar las sábanas de tu cama nunca deberías pasarlo por, pues las consecuencias podrían ser desagradables.

Al dormir, en tus sábanas se filtra tu sudor y saliva, así como ácaros de polvo e insectos microscópicos, mismos que pueden llegar hasta el colchón donde sería mucho más difícil limpiarlos.


Esto puede ocasionarte problemas respiratorios como asma y alergias. Lo ideal es lavar la ropa de la cama mínimo una vez a la semana con agua caliente para terminar eficazmente con las bacterias.